BOLETÍN 1

10 de enero de 2010     

 
ENGLISH FRANCAIS NEDERLANDS ARABICwww.brussellstribunal.org

El Tribunal BRussells es una red internacional de intelectuales, artistas y activistas que denuncian la lógica permanente de guerra promovida por el gobierno estadounidense y sus aliados, lo que afecta al futuro de una región concreta en el mundo: Oriente Próximo. El Tribunal BRussells se inició con el tribunal popular contra el Project for a New American Century (PNAC en sus siglas en inglés) y con su papel contra la invasión ilegal de Iraq y desde entonces sigue trabajando en ello. El Tribunal BRussells pretende ser un puente entre la Resistencia intelectual en el mundo árabe y los movimientos por la paz en Occidente

900 PRISIONEROS IRAQUÍES SE ENFRENTAN A UNA EJECUCIÓN SUMARIA:

¡NO A LA PENA DE MUERTE EN IRAQ!

 

Mensaje de Denis Halliday,

ex asesor del Secretario general de Naciones Unidas

y ex coordinador del programa ‘petróleo por alimentos’ de Naciones Unidas

en Iraq de 1997 a 1998.          

En 2003, al aceptar el Premio Internacional Gandhi de la Paz expliqué mi dimisión como coordinador del programa humanitario de Naciones Unidas en Iraq a finales de 1998. Señalé que mi dimisión fue necesaria por mi negativa a aceptar las órdenes del Consejo de Seguridad que seguían imponiendo las sanciones genocidas contra el pueblo inocente de Iraq. Haber continuado con mi trabajo hubiera supuesto mi complicidad con una catástrofe humana. Además, era una humillación para mi sentido innato de la justicia —al igual que lo hubiera estado el vuestro de estar en mi situación — por la violencia que Naciones Unidas había llevado a las vidas y al bienestar de los niños, de las familias y de mucha gente querida en Iraq. No puede existir justificación para asesinar a los jóvenes, los ancianos, los enfermos, los ricos, los pobres en cualquier parte del mundo y bajo ninguna circunstancia, al menos no para Naciones Unidas.

 Alguien os dirá que la dirigencia iraquí estaba castigando al pueblo iraquí. No fue esa mi percepción ni mi experiencia cuando viví en Bagdad en 1997-98 y viajé por todo el país. Y si ese hubiera sido el caso, ¿cómo podría eso justificar un castigo colectivo, es decir, las sanciones de Naciones Unidas? La Carta de Naciones Unidas y la legalidad internacional no han previsto las consecuencias asesinas del embargo de Naciones Unidas durante 12 largos años en el caso del pueblo de Iraq.
 
Después de marcharme de Iraq, algunas veces he explicado ante los medios de comunicación, en universidades y en conferencias públicas el impacto de las sanciones y he descrito que los niños iraquíes se encontraban en el corredor de la muerte sin ninguna esperanzad de que su pena fuera conmutada. A finales de 1998, nosotros — Naciones Unidas — habíamos asesinado a cientos de miles sin que los estados miembros del consejo permanente de Seguridad se hicieran la menor pregunta.
 
La invasión ilegal y la ocupación de Iraq en 2003 empeoraron la situación de los niños, las mujeres y los hombres iraquíes en su conjunto. Contrariamente a lo que los medios de comunicación informaron y siguen informando, toda una nación está aterrorizada, la están asesinado y forzando al exilio. La situación humanitaria en Iraq es catastrófica, según la Cruz Roja Internacional y otras organizaciones internacionales. La imposición de la “democracia y la libertad” estadounidense han fracasado en sus aspectos legales, económicos, y sociales y el bienestar es cada vez más difícil de lograr. Los sistemas de sanidad educación van a colapsar; la situación de los derechos humanos es desastrosa, la seguridad y las oportunidades se han desvanecido; el terror, los refugiados y los desplazados superan en número a los que pueden disfrutar de una vida normal.   
 
Desde que el gobierno iraquí reintrodujo la pena capital en 2004, un número desconocido de personas han sido ahocadas. Ninguno de los condenados parece que ha tenido un juicio justo. Tristemente, agencias internacionales de prestigio y organizaciones internacionales de derechos humanos han acusado al sistema judicial iraquí de ser corrupto, ineficaz y corroído por el sectarismo. 

Y ahora, el Consejo presidencial de Iraq ha anunciado que ratifica la sentencia de muerte de 900 prisioneros que mueren en el corredor de la muerte. Está confirmado que alrededor de 17 de estos presos son mujeres. El aparente desplome de la justicia en Iraq hoy se ha de ver a la luz de colapso de la ley y el orden desde que se produjo la invasión anglo-estadounidense, que incluye crímenes de guerra, atrocidades, asesinato de civiles a manos de las tropas y mercenarios estadounidenses que invadieron y ocuparon Iraq.
 
Estoy en contra de la pena de muerte allá donde se produzca sobre la base de que es contraria al más fundamental de los Derechos Humanos. La comunidad internacional que ya ha fallado absolutamente al pueblo iraquí tiene la obligación inexcusable de condenar las espantosas consecuencias humanas de la invasión y ocupación ilegales de Iraq y condenar la práctica de un país que posee uno de los porcentajes de ejecuciones mayores del mundo. Los iraquíes ya han sufrido bastante.

Sin vuestra voz la espiral de asesinatos continuará. Este el el motivo por el que me uní al Tribunal BRussells en la denuncia de estas ejecuciones. Agradecería que leyeran las siguientes declaraciones contra la inminente ejecución de 900 detenidos: http://brusselstribunal.org/DeathPenalty121209.htm y firmara la declaración para evitar esas ejecuciones y exigir al gobierno iraquí impuesto una moratoria sobre la pena de muerte.

Muchas gracias en nombre del Tribunal BRussells y de todos a los que nos importa la justicia y la vida.  

Denis J. Halliday

Ex asesor del Secretario general de Naciones Unidas y ex coordinador del programa ‘petróleo por alimentos’ de Naciones Unidas en Iraq de 1997 a 1998

Ganador del premio Internacional Gandhi de la Paz 2003. Irlanda.

Para firmar la petición firma aquí

¿Por qué saquearon los museos, quemaron las bibliotecas y asesinaron a los académicos?

 

El Tribunal BRussells participó en CULTURAL CLEANSING IN IRAQ, publicado por Pluto Press.

FRANÇOIS HOUTART: El libro CULTURAL CLEANSING IN IRAQ es una magnífica presentación de lo que, según los autores, es la política planificada estadounidense para Iraq. La argumentación está muy bien documentada. La invasión de Iraq, desde luego, tiene una dimensión económica. El hecho de que la dependencia del petróleo de Estados Unidos crezca todos los años hasta un nivel del cien por cien en unos pocos años, hace que el país intenta controlar el mayor número de fuetes de energía fósil en el mundo. Al ser Iraq una de las regiones más productivas, unido a la gran calidad de su petróleo y a que no resulta caro su explotación, se convierte en un objetivo primordial.
No obstante, se ha de analizar otra perspectiva: la destrucción del Estado y de la herencia cultural de la nación iraquí. Esto está ligado al carácter imperialista de la política estadounidense y los autores del libro recuerdan lo que ocurrió en Yugoslavia y en América Central. Con la finalidad de dominar una región, es necesario destruir cualquier estado sólidamente constituido y si fuera necesario desmantelar sus estructuras al complete. Una política de los poderes coloniales o neocoloniales clásicos es además dividir la sociedad para incrementar los conflictos internos, una buena manera de debilitar el Estado nacional
El hecho de que el gobierno de Bush fuera ideológicamente de tendencia neoconservadora añade otra dimensión a la invasión de Iraq. Establecer un “imperio bondadoso” sobre el resto del mundo como el logro de la misión “divina” de Estados Unidos de imponer su manera de concebir la democracia y reforzar el mercado económico está en la esencia del proyecto político. Este aspecto mesiánico de tal política parece que ha sido abandonado por Barack Obama, pero de momento no el resto de los aspectos.
Durante el periodo Bush, claramente se persiguió una política cultural en Iraq; la destrucción de su patrimonio arqueológico, el asesinato o la expulsión de miles de intelectuales, cuyas acciones están relacionadas con la destrucción de la memoria histórica del pueblo de Iraq. Este es un aspecto de la guerra de Iraq que no se conoce todavía lo suficientemente bien.
Varios capítulos del libro ilustran esta situación: una comparación con políticas estadounidenses similares en otras partes del mundo, la destrucción o el saqueo de los ricos yacimientos arqueológicos, el asesinato sistemático de intelectuales, la fuga de cerebros, la promoción de las minorías opositoras, la creación de una “sociedad civil” artificial”.
Para Estados Unidos el imperialismo no es una cuestión teórica. Tiene aplicaciones concretas e Iraq ha sido una de ellas. El libro sobre el aspecto cultural añade una dimensión fundamental a una cuestión  generalmente mejor conocida, junto con la dimensión económica y política.

Si solicita el libro CULTURAL CLEANSING, en este enlace obtendrá un descuento del 10 por ciento. ( la oferta no incluye los EE.UU., Canadá y Australia)

Si lo así apoya a nuestra organización porque la Editorial, Pluto Press, cede una parte de sus ganancias en apoyo del Tribunal BRussells.

 

 


COMENTARIOS DE ALBAYATY

Acabar con la corrupción, la represión y el fracaso en Iraq


Tenían razón los millones de personas que salieron a las calles del mundo a decir “No a la guerra por petróleo”.  
Algunas estaban en contra de la Guerra en general. Su lógica es que las guerras no aportan soluciones sino destrucción y sufrimiento y crean más problemas de los que intentan resolver. Todos somos perdedores en una guerra.  
Otros, estaban contra las guerras ilegales, porque era obvio que las razones esgrimidas por Estados Unidos y Reino Unido para emprender una guerra preventiva contra Iraq era parte de una campaña de relaciones públicas basada en una propaganda que no convenció a nadie.. Sólo decían mentiras.
Algunas personas más informadas sabían que esta Guerra era un intento de robar el petróleo iraquí para beneficio del imperialismo occidental liderado por Estados Unidos.
Incluso encubriendo los verdaderos objetivos de la Guerra declarando que ésta llevaría la democracia a Iraq, no convencieron a nadie — excepto a aquellos que querían que los convencieran—. La democracia, como todos sabemos, se construye sobre la base de los ciudadanos que constituyen un pueblo, no mediante una ocupación basada en milicias religiosas fascistas y separatistas y de los señores de la guerra. La democracia es un proceso unificador, no un proceso de dividir un Iraq unido en confederaciones en conflicto. Esta partición se planificó y se impuso mediante las órdenes de Bremer y su Ley de transición administrativa, posteriormente adoptada e integrada en la constitución del denominado proceso político.

Tenían razón los millones de personas, pero ni el gobierno de Estados Unidos ni el de Reino Unido los escucharon. Al contrario, los gobiernos de Bush y de Blair se enfrentaron al rechazo de la Guerra y de la ocupación y a la resistencia, hundidos cada vez más en sus políticas genocidas para lograr la “victoria” sobre el pueblo de Iraq. Destruyeron todo lo bueno que existía en Iraq: las fuerzas armadas, el sistema sanitario, el sistema educativo, el sistema judicial, los archives, los servicios municipales, el aparato del Estado y ellos mismos se suicidaron económica, moral, políticamente y sufrieron la derrota militar. El resultado para Iraq es de cinco millones de refugiados, más de un millón de muertos, la complete destrucción de su infraestructura, la corrupción generalizada, la inseguridad, las enfermedades y la contaminación así como una administración ineficaz.

Tenían razón los millones que protestaron: después de siete años de violencia en Iraq, los hechos han demostrado que tenían razón. Lo único que los ocupantes han logrado es poner sus manos ilegalmente en el petróleo iraquí y atar ilegalmente a Iraq a un tratado mientras aún dura la ocupación, Incluso el “proceso político” impuesto en Iraq para legalizar la ocupación es un fiasco. Nunca se podrá legalizar el robo del petróleo iraquí mediante el Parlamento que la propia ocupación ha creado.

En lugar de terminar con la ocupación, entregando Iraq a su pueblo y castigando a los responsables de esta tragedia, en lugar de escuchar las Justas demandas del pueblo de Iraq, el gobierno de Obama adoptó la misma estrategia que Bush: intentar crear un estado clientelista mediante la dependencia en las mismas fuerzas corruptas y retrógradas que apoyaron la ocupación contra el pueblo iraquí. La única diferencia es que el gobierno de Obama intenta cambiar las caras del gobierno marioneta iraquí. El saqueo, la corrupción, la represión y los intentos de dividir Iraq continúan como antes. Después de un año de gobierno de Obama, no se ha producido ni un solo cambio, a pesar de las declaraciones y las promesas.

La verdad es que desde el informe Baker-Hamilton, todas las instituciones gubernamentales y no gubernamentales dicen que están intentando buscar la manera de salvar Iraq del desastre y la tragedia que creó el gobierno de Bush, implicando a Estados Unidos, a la Unión Europea, a Naciones Unidas y a los países vecinos. Su enfoque es corregir el proceso político, con la esperanza de que se pueda construir un estado democrático y estable en Iraq. O sueñan o mienten. El actual “proceso político” impulsado por conflictivos señores de la Guerra y grupos políticos étnicos y religiosos, cada uno con sus propios objetivos y milicias, ha generado el más corrupto, represivo y fracasado Estado en el mundo. Incluso si las intenciones de la comunidad internacional fueran sinceran, es imposible mejorar este proceso político. Ni los que están en el poder aceptan el cambio ni el pueblo iraquí cree en esas intenciones de cambio. Sin una ruptura real con este proceso político, Iraq se hundirá más en su tragedia.  

El pueblo iraquí intenta lograr esta ruptura de varias formas. La resistencia iraquí y sus simpatizantes son la primera fuerza política en Iraq. Incluso aquellos que no los apoyan directamente, adoptan su programa y sus consignas. La propaganda y las mentiras del proceso político ya no influyen en el pueblo iraquí. Esto se ha puesto de manifiesto recientemente, durante los espantosos atentados contra los civiles inocentes y en ocasión de la ocupación por parte de Irán de un pozo de petróleo en al-Fakka.

Nosotros, yo y mis amigos iraquíes y no iraquíes, pensamos que es necesario un nuevo enfoque para salvar Iraq, cuya estabilidad es esencial para la región y para el mundo. Hacemos un llamamiento a los gobiernos, a las instituciones internacionales, a las asociaciones de la sociedad civil y a los dirigentes a reconocer a la resistencia iraquí, a negociar con las fuerzas antiocupación para poner fin a la ocupación, establecer un gobierno transicional, apoyado por las fuerzas antiocupación y la comunidad internacional, cuya tarea, con pleno reconocimiento y respeto de la legalidad internacional, de las leyes internacionales humanitarias y de la soberanía nacional de Iraq sea la reconstrucción del aparato del Estado, en especial de las fuerzas armadas, para inicial un proceso democrático nacional democrático, convocar elecciones y construir un verdadero Estado democrático. Consideramos que este es el único camino para acabar con la violencia y el sufrimiento en Iraq y conseguir la paz, la justicia y la estabilidad.
La comunidad internacional deben, por justicia o por interés, apoyar al pueblo iraquí en la construcción de un Iraq unido estable, independiente y en paz.

Abdul Ilah Albayaty

El TRIBUNAL BRUSSELLS ES INDEPENDIENTE Y QUIERE SEGUIR SIENDO INDEPENDIENTE.
Tú puedes apoyar al Tribunal BRussells. El Tribunal BRussells se existe únicamente por el trabajo de los voluntarios pero existen gastos como teléfono, servidor de la web, correo, suscripciones, contactos internacionales, etc.  El Tribunal BRussells cuenta con tu ayuda para seguir siendo independiente. Puedes ayudar económicamente con una donación. Pincha aquí para hacer una donación ahora. O realize una transferencia a través de tu banco a la cuenta del Tribunal BRussells 132-5251479-37 (IBAN: BE35 1325 2514 7937 – BIC: BNAGBEBB) y pon en el concepto: “miembro 2010” si en el año donas un mínimo de 50 euros o “miembro honorario 2010”, si en 2010 donas un mínimo de 1000 euros.

EL TRIBUNAL BRUSSELLS AGRADECE LAS PRIMERAS DONACIONES DE 2010 A: Thomas Fasy, Eduardo Goncalves, Roland Gustafson y Maria Giebels.

CALL FOR GLOBAL ACTION: STOP THE DEATH PENALTY IN IRAQ

Maliki’s election platform: 900 Iraqi prisoners face summary execution
In the run-up to elections, Maliki proposes executions to bolster his chances
Democracy in the new Iraq equals death and repression
The current regime in Iraq serves the US occupation: it is the occupation that kills Iraqis


* Hacemos un llamamiento para detener estas ejecuciones e imponer una moratoria sobre la pena de muerte en Iraq.
* Exigimos la puesta en libertad de todos los prisioneros políticos en prisiones legales y secretas bajo custodia de Estados Unidos del gobierno iraquí, impuesto por Estados Unidos, y en poder de las milicias, creadas en Iraq por la ocupación estadounidense.
* Todo iraquí tiene derecho a la protección y la justicia. Los juicios sin garantías deben acabar ya.
* Apelamos al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para nombrar un Alto Comisionado de Derechos Humanos en Iraq. *Apelamos a todas las organizaciones que defienden el primordial derecho del hombre, el derecho a la vida, para que actúen con urgencia en la defensa de la causa de los 900 prisioneros iraquíes que están en el corredor de la muerte en Iraq.
*Apelamos a todas las asociaciones de abogados a que protesten formalmente por la ausencia de ley y el debido proceso en Iraq y a que declaren ilegal la inminente ejecución de esos 900 prisioneros iraquíes.
* 900 prisioneros asesinados en Iraq son 900 ofensas a la conciencia de la humanidad.
* Apelamos al mundo entero para que actúe en la medida de sus posibilidades, haciendo lo posible por sacar a la lzu el caso de estos 900 prisioneros que se enfrentan a la pena de muerte, y exijan a sus autoridades que actúen.
* La  ocupación de Iraq tiene que terminar ya. La ocupación es la soga en el cuello de Iraq y la prisión para el pueblo iraquí.


Por favor, fírmalo, distribúyelo y actúa                                                                                        Comité del Tribunal BRussells

FIRMA ESTA DECLARACIÓN AQUÍ

Con el apoyo y la contribución de:

Miguel d’Escoto Brockmann, François Houtart, Eduardo Galeano, Saeed Hasan, Denis Halliday, Hans von Sponeck,  Cynthia McKinney, Michel Chossudovsky, Sabah Al-Mukhtar, Curtis F.J. Doebbler, Karen Parker, Fabio Marcelli, Niloufer Bhagwat, Juliette Sayegh, Manal Younes, Malak Hamdan, Hassan Aydinli, Michael Parenti, James Petras, Edward S. Herman, Jan-Erik Lundström, Lieven De Cauter, Dato Seri Azumi, Dr. Mario J. Yutzis, Kathy Kelly, Jodie Evans, Matthias Chang, Elmar Altvater, Gunnar Westberg, Michel Monod, Ruedi Tobler, Dr. Bert De Belder, Ian Douglas, David Swanson, Muhamad Tareq Al-Darraji, Saad Jawad, Stephen Soldz, Anne Montgomery, Hana Al Bayaty, Ludo De Brabander, Amir Al Kubaissy, Rashad Salim, Herman De Ley.


El TRIBUNAL BRUSSELLS ESTÁ COMPUESTO POR LAS SIGUIENTES ORGANIZACIONES: Sesión de aperture del Tribunal Munidao sobre Iraq ¯ CEOSI (Campaña Estatal contra la Ocupación y por la Soberanía de Iraq), España; ASSOCIATION OF IRAQI DIPLOMATS ¯ CODEPINK: Women For Peace, Estados Unidos ¯  CODIP (Palestine Solidarity Organisation), Bélgica ¯ GENERAL ARAB WOMEN FEDERATION (GAWF) ¯ GENERAL FEDERATION OF IRAQI WOMEN (GFIW), Iraq ¯  INDIAN COUNCIL OF SOUTH AMERICA ¯  INDIGENEOUS PEOPLES AND NATIONS COALITION ¯  INTERNATIONAL COUNCIL FOR HUMAN RIGHTS ¯ INTERNATIONAL ACTION CENTER, Estados Unidos ¯ IRAQ OCCUPATION FOCUS, Reino Unido ¯  IRAQ SOLIDARITY ASSOCIATION IN STOCKHOLM, Suecia ¯  IRAQ SOLIDARITY CAMPAIGN, Reino Unido ¯ IRAQI COMMISSION FOR HUMAN RIGHTS (ICHR) ¯ MEDIA WITH CONSCIENCE ¯  MOUVEMENT CHRETIEN POUR LA PAIX, Bélgica ¯ NORD SUD XXI (ONG) ¯ ORGANIZATION FOR JUSTICE AND DEMOCRACY IN IRAQ (OJDI) ¯ PERDANA GLOBAL PEACE ORGANISATION, Malasia ¯ PROGRESSIVE DEMOCRATS OF AMERICA, Estados Unidos ¯ THE CAMPAIGN FOR THE ACCOUNTABILITY OF AMERICAN BASES – CAAB, Reino Unido ¯  UNION OF ARAB JURISTS (UAJ) ¯ WOMEN SOLIDARITY FOR AN INDEPENDENT AND UNIFIED IRAQ ¯  ASSOCIATION OF MUSLIM SCHOLARS (AMSI).








Studies & Campaigns of the BRussells Tribunal

MÁS INFORMACIÓN

* Our campaign to save Iraq’s Academics

* Iraqi Media Professionals killed in Iraq under US occupation

* US Genocide In Iraq - Dr. Ian Douglas, Hana & Abdul Al Bayaty


* Torture in Iraqi Prisons - Appeal for Investigation

* Crimes of the Century: Occupation & Contaminating Iraq with Depleted Uranium  - Dr. Souad N. Al-Azzawi
* Deterioration of Iraqi Women's Rights and Living Conditions Under Occupation  - A survey by Dr. Souad N. Al-Azzawi

* The effects of the American use of prohibited weapons on the health condition in  Fallujah

* Iraq’s Lost Generation: Impact and Implications  – Ismail Al Jalili

* Iraqi Hospitals Ailing Under Occupation - Dahr Jamail

Compruebe sus datos aquí                                                                               

No conteste a este mail. Si quiere contactar con el Tribunal BRussells diríjase a newsletter@brussellstribunal.org